Bombas de patata

¡Hola mis queridas veganitas y veganitos!

Hoy os traigo Bombas de patata rellenas y picantonas, ideales para tapear, como primer plato o para disfrutar de una cenita diferente.

Como ya sabéis, me encantan las tapitas, platillos y picoteo de todo tipo; siempre buscando ocasiones para visitar bares de tapeo donde disfrutar de una buena cerveza y algún rico platillo. En realidad es bastante difícil encontrar locales que sirvan tapas aptas para veganas/os fuera de la típica escalivada, el pimiento frito o el hummus, por suerte cada vez hay más restauradores que contemplan esta opción; las cosas cambian, poco a poco, pero cambian.

De hecho, con las restricciones que tenemos por la pandemia, es muy difícil salir a hacer el vermut y encontrar opciones aptas. Si no vives en una ciudad lo tienes complicado, por eso, nuestros patios, terrazas y balcones se han convertido en espacios ideales para tomar una cerveza, vinito o lo que sea, acompañado de algo de picoteo.

Por eso quiero proponeros que probéis estas bombas picantes, porque es una tapa rica y muy contundente; una vez las probéis sentiréis amor eterno. Y esta propuesta se extiende a los bares y restaurantes que podáis conocer, hablarles de estas bombas picantes veganas a ver si se animan y nos sorprenden gratamente.

Hay que animar al personal y esta es una propuesta fácil, pues se pueden hacer en cantidad y congelarlas, y como todas las tapitas y platillos que suelo hacer para vermut o pica-pica son realmente ricas. Ellos, sobre todo los bares de barrio, ponen la excusa de que no tienen sitio para guardar esas cosas “diferentes”, pero si les ofrecemos opciones con ingredientes fáciles y muy comunes se sentirán más cómodos y puede que suene la flauta jejeje.

Sabéis, hace muchos años, yo llevaba la cocina de un bareto de barrio donde se servían cantidad de tapas y platillos, y las bombas picantes tenían mucho éxito, claro que en ese tiempo no eran para nada aptas para veganos, pero ahora, ya veganizadas, se que seguirían siendo un éxito total tanto para veganas/os como omnívoros.

Con esta receta os saldrán unas bombas crujientes, jugosas y tan picantes como vosotros decidáis, y estaréis contentos de conocer otra rica opción; muchos de vosotros ya las conoceréis (en su versión no apta) porque son típicas en varias regiones, pero a partir de ahora podréis explicarles a todos como se preparan unas bombas de patata mucho más amables y igual de sabrosas.

Y ahora os explico los detalles:

Detalles

Raciones

9 piezas

Tiempo de preparación

30 minutos

Tiempo de cocinado

60 minutos

Calorías

*kcal/ración

Ingredientes

  • 1k Patatas.

  • 400gr Cebolla.

  • 100g Soja texturizada fina.

  • Agua para hidratar la soja.

  • 200g Tomate frito.

  • 40g Harina de garbanzos, para preparar el NO huevo.

  • 1 Cucharada de zumo de limón o vinagre de manzana, para preparar el No huevo.

  • Sal para la preparación del NO huevo.

  • Agua para preparar el NO huevo.

  • Pan rallado para rebozar las bombas.

  • Sal para el puré de patatas y para el sofrito del relleno.

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, para el sofrito del relleno.

  • Aceite de oliva o el que queráis (bastante cantidad), para freír las bombas.

  • 1 o 2 Cucharadas de mezcla de especias picantes.

Instrucciones

  • Cubrir con agua la soja texturizada para hidratarla.
  • Lavar las patatas y ponerlas a hervir, con piel, en una olla con agua.
  • Cuando comprobéis que están tiernas, sacarlas del agua y reservar para que se enfríen.
  • Pelar las cebollas y cortarlas a cuadraditos muy pequeños o rallarla.
  • Poner la soja texturizada hidratada y escurrida en una sartén al fuego, en la que habremos puesto 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • Cocinar 5 minutos y añadir la cebolla .
  • Cocinar 15 minutos, o hasta que la cebolla quede tierna y transparente.
  • Añadir el tomate frito, poner sal al gusto y la mezcla de especias picantes. Cocinar 5 minutos más. Reservar para que se enfríe.
  • Coger las patatas ya frías (lo suficiente para no quemarnos) y pelarlas.
  • Chafarlas con un tenedor, pisa patatas o pasarlas por el pasa puré hasta que nos quede un puré fino pero con cuerpo.
  • Añadir sal e ir mezclando hasta que encontremos el puré justo en su punto de sal.
  • Coger una porción de puré, aplastarlo entre las manos para dejarlo plano y circular. De un poco más de medio centímetro y nos quepa en la palma de la mano. Para cada bomba necesitáis dos círculos.
  • Poner una porción generosa de salsa boloñesa picante en uno de los dos círculos de puré.
  • Poner el otro circulo a modo de tapadera y cerrar todo al rededor pellizcando con los dedos.
  • Poner esta especie de platillo volante entre las manos y, haciendo presión, le dais forma de pelotita.
  • Cuando las tengamos todas formadas las dejamos reposar en la nevera unos 15 minutos.
  • Mientras tanto hacer el no huevo mezclando la harina de garbanzos, 1 cucharadita de sal, 1 cucharada grande de zumo de limón o vinagre de manzana y agua. Batir manualmente hasta conseguir una consistencia similar al huevo batido. añadir toda el agua que necesite.
  • Pasados 15 minutos sacar los bolas de la nevera y mojarlas en el no huevo por toda su superficie.
  • Ahora pasar todas las pelotitas por el pan rallado.
  • Dar un segundo rebozado. Otra vez mojarlas en el no huevo y una segunda vez por el pan rallado. En este punto, si queréis guardar alguna para otro día, las podéis llevar al congelador.
  • Poner en un recipiente alto suficiente aceite para que las bombas queden sumergidas al freírlas. Calentar el aceite.
  • Freír las bombas cuando el aceite ya esté caliente.
  • Cuando las bambas estén doradas sacarlas y dejarlas en un papel absorbente.

Ya veis que son un poquito entretenidas, pero os puedo asegurar que merece la pena el trabajo. Quedan tan tremendamente ricas que no os pesará. Además, podéis prepararlas con tiempo, congelarlas y ya las tenéis listas para el día que encarte un buen picoteo.

Como son un poquito complicadas de explicar os dejo la video receta para que le echéis un vistazo:

Me gustaría que comentaseis que os parecen estas bombas picantes, y si al final las hacéis, contadme como os han quedado. Y si os parece interesante esta receta os animo a compartirla con otras personas. No olvidéis hacer fotitos, y si las subís a las redes sociales etiquetadme para que las pueda ver, ya sabéis @susanveggie y el hashtag #susanveggie. Adéuuuuuuu!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *