Huevo cocido (trampantojo)

¡Hola mis queridas veganitas y veganitos!

Estos huevos cocidos al estilo “huevos duros” aptos para veganos e intolerantes al gluten son una delicia y realmente espectaculares, por su textura y sabor. Estoy segura de que te van a alegrar la vida.

Desde que los preparo he visto muchas y variadas opciones donde incorporarlos. Hacen que otros platos sean mucho más deliciosos. Son fáciles de preparar y eso hace que resulten más apetitosos si cave.

Uno de los puntos fuertes de estos huevos veganos es la olor a huevo cocido, se consigue utilizando la sal kala namak que tiene un sabor y olor sulfuroso característico.

Al utilizar esta sal me vinieron recuerdos de un lugar con manantiales naturales de aguas sulfurosas, Es Caldes de Montbui, un municipio de la comarca del Vallés Oriental, en Barcelona, Cataluña.

El agua que recorre el pueblo tiene otra característica que la hace especial, es agua hipertermal y por ejemplo, esta fuente (fotografía de abajo) llamada Font del Lleó (fuente del león) brota a 74 grados.

Fuente del León/ Caldes de Montbui

Recorrer las calles de este curioso pueblo hará que descubras un itinerario termal con mucha historia, se pueden ver unas antiguas termas romanas, varios lavaderos públicos que siguen en funcionamiento. Y si puedes, visita los tres balnearios, uno de ellos en el antiguo barrio judío.

Antiguos baños romanos

No siempre paseo mis “huevos” por ahí, pero es que Caldes de Montbui merece el esfuerzo de ir paseándolos por cada una de sus calles. Si tienes ocasión y te apetece recoger agua sulfurosa o sentir su olor, pues hazle una visita.

Volviendo a los huevos os quiero decir que son los mejores que he probado que no son de animal, y es que por ahí hay alguna que otra receta de huevos cocidos, pero os aseguro que nada que ver con estos. Sin menospreciar el esfuerzo de nadie. Os animo a que a hacerlos ¡veréis la diferencia!

Son brutales, la textura, el sabor y el aspecto… ¡todo el conjunto es una pasada!

Me encontré con esta receta porque uno de sus creadores, Gerard de https://www.instagram.com/elcorredorvegano/ la colgó en su Instagram (que por cierto es una cuenta muy interesante y chula). Me quedé enamorada de sus “huevos” jejeje.

No pude hacer otra cosa que prepararlos. Gerard explica que fue una colaboración con Mariana que tiene una página de nutrición y conejos sanos https://nutririana.com/nutririana/ Así que gracias a los dos por esta súper receta.

¡Venga vamos al lio! Pero antes unos consejillos:

  • Para que no queden con esos agujeritos hay que golpear con cuidado el recipiente y dejar descansar un poquito la masa para que se exploten las burbujas de aire que se forman al batir.
  • Unta ligeramente los moldes con aceite para que cueste menos desmoldar.
  • Si quieres que sea más fácil, llena los moldes por completo con la clara; una vez cuajada retira un poco para hacer un hueco (ayúdate con una cucharilla).

Detalles

Raciones

10 mitades

Tiempo de preparación

20minutos + 1h remojo + 1h para cuajar

Tiempo de cocinado

6 minutos

Calorías

*kcal/ración

Ingredientes

  • 70g Tofu.

  • 75g Anacardos para la clara + 30g para la yema.

  • 20g Harina de arroz para la clara + 1 cucharada para la yema.

  • 2ctas Sal Kala Namak (1 para la clara y 1 para la yema).

  • 4g Agar-Agar para la clara + 1g para la yema.

  • 300ml Agua (200ml para la clara y 100ml para la yema).

  • 1cta Pasta de tomate.

  • 1cta Cúrcuma molida.

  • 2cdas Levadura de cerveza desamargada.

  • Moldes para los huevos.

  • Unos rabanillos redonditos + unos palillos de dientes (para mantener el hueco de la yema).

Instrucciones para hacer la clara

  • Remojar los anacardos en agua durante 1 hora.
  • Escurrirlos y triturarlos en una procesadora potente junto con el tofu, la harina de arroz, sal, el ajo y un poquito del agua total, hasta conseguir una crema muy fina.
  • Disolver los 4g de Agar-Agar en el agua restante.
  • Poner un recipiente al fuego y poner el Agar-Agar disuelto. Hervir 3 minutos.
  • Después de hervir el Agar-Agar añadirlo a la procesadora junto con la crema de anacardos.
  • Volver a procesar todo un par de minutos.
  • Untar los moldes con un poquito de aceite.
  • Untar los rabanillos con aceite y les pinchas 4 palillos de los dientes, por la mitad más o menos.
  • Poner los rabanillos centrados en los moldes.
  • Echar la crema que hemos triturado en los moldes.
  • Guarda en la nevera hasta que esté cuajado.
  • Cuando estén bien cuajados retirar los rabanitos para dejar el huequito libre.
  • INSTRUCCIONES PARA LA YEMA
  • Poner un puñadito de anacardos en remojo durante 1h.
  • Escurrirlos y ponerlos en una procesadora junto con todos los ingredientes.
  • Procesar todo hasta conseguir una crema con textura muy fina.
  • Poner esta crema al fuego y llevar a ebullición durante 3 minutos.
  • Retirar esta crema del fuego y rellena los huequitos de la clara con ella.
  • Déjalos enfriar del todo y utilízalos como y donde te apetezca.

Pues ya veis lo deliciosos que parecen, ¡atrévete a prepararlos! son tan ricos como aparentan, con un sabor tremendo y una textura de lo más apetitoso. ¡Un plato con muchas posibilidades!

¿Cómo los vas a utilizar? ¿solos, con ensaladilla, en tostadas, con verduras? Coméntame si te han gustado y con qué los has comido.

Espero vuestros comentarios, prometo leerlos todos y no olvidéis hacer fotitos, y si las subís a las redes sociales etiquetadme para que las pueda ver, ya sabéis @susanveggie y el hashtag #susanveggie. Adéuuuuuuu!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *