Tortilla de alcachofas

¡Hola mis queridas veganitas y veganitos! Hoy os traigo una tortilla de alcachofas con truquito para que la harina de garbanzos pieda ese sabor de garbanzo crudo que tanto molesta a algunas personas..

Los españoles somos muy de tortillas, la clásica de patatas con o sin cebolla, a la jardinera, de espárragos, de calçots, de queso… y la que hoy nos ocupa, la de alcachofas o alcauciles.

Dos platos, uno con la tortilla de alcachofas y el otro con pan con tomate y aceite. ¡Buena cena!
Tortilla de alcachofas con pan con tomate

Esa tortilla de alcachofas es una buena opción en plena temporada de estas ricas flores, cuando están más tiernas y cercanas. Aunque tambiem podríamos hacerla con alcachofas congeladas o en conserva, pero ahora aprovecharemos su buen momento en la recolección para disfrutar mejor sus propiedades.

Una gran combinación, La proteina del garbanzo con las bondades de la alcachofa, su gran contenido en fibra, su sabor dulce y sus propiedades saciantes, diuréticas y desintoxicadoras del hígado.

Tortilla de alcachofas a la que le he separado un poco una porción en triangulo y se puede apreciar el interior jugoso y bien cuajado.

La temporada de esta flor comestible empieza, aquí en España, en Octubre-Noviembre y se alarga hasta finales de Marzo; aunque segun la región puede variar un poco, por ejemplo, en Navarra (las de Tudela) se recolectan desde Octubre a Junio, en cambio, en la zona del Baix Llobregat, donde la temperaturaa anual es más cálida se recolectan desde Noviembre a Mayo.

Lo más importante hoy, y en lo que me voy a centrar es en la preparación de la harina de garbanzos; de tal manera que la tortilla de alcachofas que preparemos no tenga sabor a garbanzo crudo y sea más fácil y rápida de cuajar. Este truco lo explicó en su instagram @mostazaymedia que tienen un veganbar en Asturias.

Encontré una tienda que , en la pueta tenía expuesta una pequeña montaña de alcachoas muy deseables. De aquí elejí 4 para esta tortilla de alcachas que he preparado.

Truco para la tortilla de alcachofas con sabor perfecto:

Hay que cocinar la harina de garbanzos en dos pasos:

  • Tostar levemente la harina con un poquito de aceite, sin que coja color.
  • Hervir la harina en agua, unos minutos, cocinandola a fuego lento hasta que empiece a espesar.
  • Untar con un poco de aceite el plato que utilicemos para dar la vuelta a la tortilla, de esta manera evitamos que se adhiera al plato la mezcla y se desliza mejor.

Detalles

Raciones

4 personas

Tiempo de preparación

40 minutos

Tiempo de cocinado

15/20 minutos

Calorías

*kcal/ración

Ingredientes

  • 5-6 Alcachofas.

  • 50g Harina de garbanzo.

  • Aceite de oliva.

  • 1/2L Agua + 1/2 taza

  • 1/2cda Pasta de concentrado de tomate.

  • 1/2cda Cebolla en polvo.

  • 1/2cda Ajo en polvo.

  • 1/4cta Cúrcuma molida.

  • Sal.

Instrucciones

  • Separar los rabillos de las alcachofas y pelarlos hasta encontrar la parte más interior y blanca.
  • Hacer dos o tres trozos con cada rabillo pelado.
  • Retirar todas las hojas más verdes y duras de las alcachofas, hasta encontrar el blanco corazón.
  • Limpiar bien de zonas verdes.
  • Quitar las puntas que seran un poco más oscuras.
  • Abrir los corazones por la mitad. Mirar si hay demasiados pelillos y retirarlos con el cuchillo.
  • Cortar los corazones en láminas de 1cm de grosor.
  • Labar y escurrir.
  • Poner a calentar una sartén con 2cdas de aceite de oliva.
  • Echar en la sartén los corazones laminados y los rabillos troceados.
  • Poner un poquito de sal, como 1/4 de cucharada aproximadamente.
  • Cocinar a fuego medio hasta justo el momento en que empiecen a dorarse.
  • Antes de que se doren añadir 1/2 taza de agua y cocinar hasta que se evapore.
  • Retirar del fuego y reservar.
  • En una sartén, con dos cucharadas de aceite, poner la harina de garbanzo a fuego medio.
  • Cocinar durante 3 o 4 minutos removiendo de manera constante y vigilando que no tome color.
  • Añadir sal, especias y concentrado de tomate. Remover.
  • Echar el agua y remover con varillas de batir manual, de manera enérgica, como si hicieramos una bechamel.
  • Cocinar hasta que quede una crema fina (sin grumos) y empiece a espesar (si te cuesta deshacer los grumos puedes pasarla por la batidora electrica hasta deshacerlos del todo).
  • Cuando tenga textura de crema mezclar con las alcachofas fritas.
  • Poner al fuego una sartén antiadherente con una cucharada de aceite.
  • Cuando el aceite esté caliente añadir la mezcla.
  • Cocinar por un lado hasta que esté un poco dorada. Mejor con la tapadera puesta.
  • Dar la vuelta al a tortilla con un plato untado levemente en aceite.
  • Cocinar durante unos minutos, hasta que esté en el punto de cuajado y dorado que nos guste.
  • Retirar del fuego y dejar reposar, al menos, cinco minutos antes de comerla.

Una cena exquisita es lo que promete esta tortilla, y con un poco de pan con tomate y aceite de oliva… uuumm ¡Lo mejor!

Si tienes algún truquito para preparar tortillas deliciosas explícamelo, que a mi también me gusta saber tus cosillas.

Aquí os dejo la video receta por si os ha quedado alguna duda u os apetece escuchar mi voz jejeje

Espero vuestros comentarios, prometo leerlos todos. Decidme qué os parece esta receta y si la encontráis interesante os animo a compartirla con otras personas. Y por supuesto, no olvidéis hacer fotitos. Si las subís a las redes sociales etiquetadme para que las pueda ver; Me encantaría verlas ya sabéis @susanveggie y el hashtag #susanveggie. Adéuuuu!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.