Bagels de Montreal

¡Hola mis queridas veganitas y veganitos! Los Bagels de Montreal son unos panecillos tradicionales de Canadá, hechos a base de harina de trigo y que recuerdan en cierta medida al donut, bueno en realidad solo por su forma de anillo o rosco, porque su textura es bien diferente.

Como ya os he dicho están elaborados con harina de trigo y están cocidos en agua, ligeramente endulzada, antes de ser horneados. Están rebozados con sésamo o con semillas de amapola normalmente.

Tradicionalmente, los Bagels de Montreal se preparan a mano y son horneados en hornos de leña. Son muy parecidos a los Bagels neoyorquinos pero los de Montreal son más dulces y densos. Son desiguales e imperfectos porque se forman a mano.

Los Bagels fueron introducidos por los inmigrantes judíos desde Polonia y Europa del Este y actualmente se consumen en gran cantidad por todo Canadá.

En Canadá los encuentras en todos los hornos de pan y comercios de alimentación, siempre a mano, siempre presentes en la vida de los canadienses. Si vas hacia el trabajo siempre puedes hacer una paradita para comprar con unos cuantos bagels, en nuestro caso, aquí en España, mejor si sales de casa con ellos puesto jajaja.

Si los preparas siguiendo esta receta quedaréis encantados/as y los haréis siempre que tengáis ocasión, a demás de ser una rica opción a los aburridos panecillos de siempre son veganos y muy sabrosos. En vuestra próxima excursión no olvidéis llevar unos bagels, para disfrutarlos allá donde los pies o las ruedas os lleven.

Imagen de un bagel de Montreal posando en la playa junto a unas caracolas y conchas de colores.
Bagel de Montreal en la playa o en la montaña, ¡tu eliges!

¡Venga, vamos a por ellos!

Detalles

Raciones

10-12 piezas

Tiempo de preparación

4 horas

Tiempo de cocinado

30 minutos

Calorías

*kcal/ración

Ingredientes

  • 500g Harina fuerza (harina especial pan).

  • 350ml Agua tibia.

  • 5g Levadura seca de panadero o 15g de levadura fresca.

  • 1/2 Cucharadita de sal.

  • 1 Cucharada de azúcar.

  • 30ml Aceite oliva virgen extra.

  • 60ml Jarabe de malta de cebada (si no encontráis podéis prescindir).

  • Sustituto de 1 huevo batido: 1/2 cucharada de lino (previamente molido y convertido en polvo) + 4 cucharadas de agua

  • Semillas de sésamo y de amapola para decorar.

  • 1 Olla grande con agua + 50ml de sirope de Arce (para hervir los bagels)

Instrucciones

  • Prepara el no huevo: muele en un molinillo de café (o lo que tengáis en casa) el lino, coger 1/2 cucharada sopera de este polvo obtenido y mézclalo con 4 cucharadas soperas de agua. Deja reposar para que se forme la gelatina.
  • Disuelve la levadura en el agua tibia. Reserva.
  • En un bol grande pon el aceite, el azúcar, el jarabe de malta, la sal, el aceite, el no huevo batido y el agua con la levadura disuelta. Mezcla bien.
  • Añade la harina tamizada.
  • Mezcla con la mano hasta obtener una masa fina y de consistencia muy pegajosa (amasa unos 15 minutos). También puedes amasar a máquina a velocidad media unos 5 minutos, descansa 10 y amasa 5 minutos más.
  • Tapa con un papel film y deja reposar durante 2 horas o hasta que duplique su tamaño.
  • Saca la masa del recipiente y deposítala en una superficie lisa y engrasada con aceite.
  • Con las manos untadas en aceite desgasifica un poco la masa y haz 10 o 12 porciones iguales.
  • Forma bolas y abre un agujero amplio en el centro o haz cordeles y une los extremos.
  • Los vas dejando sobre un papel de hornear, bien separados.
  • Tápalos con un trapo de cocina limpio y húmedo.
  • Deja reposar 1 hora y media.
  • Precalienta el horno a 200 grados centígrados y coloca un recipiente con agua en la parte inferior del horno.
  • Llena una olla grande con agua y añade el sirope de arce. Remueve para disolver.
  • Pon la olla a fuego alto y calienta el contenido hasta alcanzar el hervor.
  • Pon en un plato las semillas de sésamo y en otro las de amapola.
  • Recorta el papel donde están los bagels, todo al rededor para poderlos coger con el papel.
  • Baja el calor del fuego a temperatura media. Introduce 3 o 4 (los que nos quepan) bagels en el agua con ayuda del papel. Retira el papel y cuece 1 minuto por cada lado.
  • Sácalos con una cuchara o cucharón de rejilla para poder escurrir el exceso de agua.
  • Con mucho cuidado los rebozas con las semillas.
  • Deposítalos en bandejas de horno a las que habrás puesto papel de hornear.
  • Llévalos al horno precalentado y cocinar durante 15 minutos aproximadamente.
  • Sácalos y ponlos sobre una rejilla hasta que estén fríos.
  • ¡Disfrútalos!

¡Adelante con estos bagels de Montreal! y si preparas muchos congélalos y los tendrás a punto para cuando los necesites. ¡Atrévete a llevarlos en las excursiones! Yo me los he llevado de ruta por el Camino de Ronda que vas desde Blanes a Lloret y después de las 1000 escaleras que hay me ha servido para recuperar energía y poder seguir ; )

Otro bagel posando en la playa, sobre mi mano. El azul del agua, la arena, unas pequeñas olas rompiendo en las rocas y una pareja tomando el sol.
Un bagel de Montreal disfrutando de un día de playa

Son apetecibles sin rellenar, tal cual, o con relleno. En plan dulce: con una buena mermelada casera o en plan salado: con queso untable vegano o el lonchas y también un rico Sinjamón, mortadela vegana... o ¡rellénalos de cualquier cosa rica que te apetezca! Yo casi siempre los como sin ningún relleno.

Espero vuestros comentarios, prometo leerlos todos. Decidme de qué os parece esta receta y si os parece interesante os animo a compartirla con otras personas. No olvidéis hacer fotitos, y si las subís a las redes sociales ¡etiquetadme para que las pueda ver!, ya sabéis @susanveggie y el hashtag #susanveggie. Adéuuuuuuu!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *