Berenjenas rellenas de setas

¡Hola mis queridas veganitas y veganitos!

El otoño, bonita estación llena de colores, olores y sabores fantásticos. Es momento de disfrutar de largos paseos por el bosque, de esos paisajes llenos de colores tostados, rojizos, cálidos…

Y como no, disfrutar de una de mis pasiones, buscar setas y luego llegar a casa y preparar con ellas riquísimos platos con sabor a bosque, a naturaleza, ¡todo un placer!

Las berenjenas, en general, me gustan mucho, preparadas casi de cualquier forma, pero rellenas creo que es mi formato favorito. Hay tantas opciones de relleno que dudo que algún día pueda decir que los he probado todos, pero estoy en ello : )

Para este relleno he utilizado una mezcla de setas muy variadas, porque así juego con las texturas además de con los sabores; unas son muy blanditas, otras crujientes, algunas gomosas… Pero todas únicas y especiales. Y los aromas que desprenden al cocinarse… uuuummmm maravillosos todos.

Antes de empezar os dejo algunos consejos:

  • Si os gusta buscar setas (ojo, y sabéis diferenciarlas) os animo a recoger de todo un poco, en la variedad está el gusto.
  • Preparar la salsa bechamel bastante líquida, si os queda espesa resultará más pesada de comer.

¡Pues empezamos!

Detalles

Raciones

4

Tiempo de preparación

20minutos

Tiempo de cocinado

50 minutos

Calorías

285 kcal / ración

Ingredientes

  • 2 berenjenas.

  • 1 Cebolla bien grande o 2 medianas.

  • Aceite de oliva virgen extra.

  • 300g Setas variadas. Podéis utilizar cualquier mezcla de setas.

  • 4 Cucharadas soperas de harina.

  • 1l Bebida de soja sin azúcar o cualquier bebida vegetal sin azúcar.

  • Sal y nuez moscada.

  • Queso rallado vegano, para gratinar.

  • 1 Cucharada de levadura nutricional.

Instrucciones

  • Lavar las berenjenas.
  • Quitarle los rabillos y cortarlas por la mitad.
  • Hacerles marcas con el cuchillo en diagonal y horizontal, por la parte de la carne.
  • Salarlas y dejarlas reposar 15 minutos.
  • Secarlas y meterlas en el microondas, para hacerlas al vapor, unos diez minutos a máxima potencia.
  • Sacarlas y dejar que se enfríen.
  • Mientras, pelamos y picamos la cebolla bien pequeñita.
  • Con las berenjenas lo suficientemente frías como para poder manipularlas, le sacamos la carne y la picamos a trocitos pequeños.
  • Poner una sartén al fuego con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.
  • Echamos la cebolla picada y la carne de la berenjena a la sartén .
  • Lavamos y cortamos las setas en trocitos pequeños. Y las cocinamos hasta quitarles el exceso de agua.
  • Cuando la cebolla empiece a tener las puntitas doradas añadimos las setas troceadas un poquito más y un poquito de sal.
  • Cocinamos todo junto hasta que veamos que está todo bien cocinado y ha reducido el volumen ( las setas han perdido casi toda el agua).
  • Precalentar el horno a 190 grados, arriba y abajo.
  • Hacemos la bechamel, ponemos un cazo o cacerola al fuego medio y ponemos 4 cucharadas soperas de aceite de oliva y 4 cucharadas soperas de harina.
  • Cocinamos la harina unos minutos, sin parar de remover. No dejar que la harina tome color tostado. Solo necesitamos que pierda el sabor de harina cruda.
  • Agregar la bebida vegetal, una cucharadita de sal y una cucharadita de nuez moscada molida. Mezclar enérgicamente para deshacer posibles grumos.
  • No parar de remover, con unas varillas de batir, hasta que empiece a hervir. Debemos evitar que se pegue en el fondo del recipiente. si vemos que queda demasiado espesa añadir un poco de bebida vegetal. Si han quedado algunos grumos batir con el turmix durante los últimos minutos ( dentro de la misma olla y al fuego).
  • Añadir, al sofrito que hemos preparado con la carne de las berenjenas, la cebolla y las setas, un poco de bechamel y mezclar.
  • Rellenar las berenjenas con la mezcla anterior.
  • Ponerlas en cazuelitas de barro u otras aptas para horno.
  • Echarles por encima la bechamel.
  • Poner queso o mozarella vegana rallada por encima.
  • Añadir un poquito de levadura nutricional encima del queso vegano rallado.
  • Meter las cazuelitas al horno, con una temperatura de 190 grados, solo con la opción de abajo y durante 10 minutos.
  • Pasado ese tiempo, poner la opción de gratinado. Controlar que se doren a nuestro gusto y ya están.
  • Servir en las misma cazuelitas y disfrutar.

Este plato lo he preparado pensando en que sea un primero, por eso tiene que ser la bechamel muy clarita y está pensada para servirnos una sola porción, o sea, una mitad.

Os dejo la videoreceta por si algo no os ha quedado claro:

Bien, ¡hacedlo, disfrutadlo y difundirlo! Y a ver cuantos me escribís algún comentario para decirme que haréis este plato, o que ya lo habéis hecho y si lo compartisteis con algún omni. Comentadme qué tal os ha parecido. No olvidéis de hacer fotos, y si las subís a las redes sociales etiquetadme para que las pueda ver, ya sabéis @susanveggie y el hashtag #susanveggie . Adéuuuuuuu!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *