Pastel de patata vegano

¡Hola mis queridas veganitas y veganitos!

Quiero compartir con todas y todos uno de los platos estrella de mi casa, lo hago de vez en cuando y todos lo esperan con mucha ilusión.

Es una receta que hacía mi suegra muy a menudo (pero la versión omni), ella hacía muchas cazuelitas individuales y las congelaba, para cuando iban los nietos a verla, y ellos morían de placer. En los últimos tiempos aprendió a preparar este plato de una manera apta para sus veganitos.

¿Qué más queréis que os explique del pastel de patata? Pues que además de ser para mi un plato entrañable es muy fácil de hacer, está riquísimo y es muy asequible. Todos quedarán maravillados por su aspecto y su sabor.

Si tenéis invitados, este plato os hará quedar muy bien, pues queda bonito y además es muy sabroso. Sin gastar mucho dinero podemos quedar como unos grandes anfitriones.

También tiene de bueno que lo podemos dejar preparado con antelación, y en el momento justo lo calentamos en el horno al mismo tiempo que lo gratinamos. Esto nos ayudará a tener tiempo para arreglarnos, para hacer otras preparaciones, para decorar la mesa o para estar de relax con los invitados.

La verdad es que cuando pruebas este pastel de patata ya no sale de tu lista de platos predilectos.

Antes de empezar os dejo algunos consejos:

  • Para hacer el puré de patatas, no lo hagáis en ningún tipo de procesadora ni máquina. Chafar las patatas de manera manual, con un tenedor o ese utensilio que sirve para chafar (que yo no tengo).
  • Si queréis más intensidad de sabor en este plato podéis usar queso rallado o mantequilla vegetal mezclado con el puré de patata.
  • Para la presentación queda mucho más bonito si utilizamos un molde redondo de esos que se separan el fondo de la pared. En bandeja rectangular o cuadrada, de las normales, será más difícil sacar una porción y que quede bonita y sin desmontarse las distintas capas (pero no imposible).
  • Si queréis hacerlo en raciones para poder guardarlo de manera individual ponerlo en cazuelitas y congelar, pero no lo gratinéis. Mejor dejar descongelar del todo y gratinarlo en el momento de servir.

¡Vamos, que empezamos!

Detalles

Raciones

8 raciones

Tiempo de preparación

30 minutos

Tiempo de cocinado

30 minutos

Calorías

344 kcal / ración

Ingredientes

  • 2 kg Patatas.

  • 150g Soja texturizada fina.

  • 1 Pimiento verde tipo italianos.

  • 1/2 Pimiento rojo tipo morrón.

  • 1 Cebolla.

  • 2 Zanahorias.

  • 1 Puñado de setas ( yo he puesto 50g de trompetas).

  • 200g de tomate frito.

  • Aceite oliva.

  • Sal.

  • 1 Cucharada postre de pimienta negra molida, perejil seco, ajo seco en polvo, cebolla seca granulada y orégano.

  • Agua para hervir las patatas (con una cucharada grande de sal).

  • Queso rallado vegano (yo he usado el queso de patata que hago en casa).

  • 1 Cucharada de pan rallado.

Instrucciones

  • Pelar, lavar y cortar a trozos grandes las patatas.
  • Ponerlas en una olla con agua y sal y hervirlas hasta que estén tiernas.
  • Poner la soja en remojo.
  • Picar o rallar las verduras.
  • Poner las verduras a sofreír, en una sartén, con un buen chorro de aceite de oliva y un poquito de sal.
  • Cuando casi estén, añadir la soja texturizada escurrida .
  • Añadir las especias y seguir cocinando durante 10 minutos más.
  • Encender el horno a 180 grados arriba y abajo.
  • Coger las patatas ya tiernas y escurridas y empezar a chafarlas con un tenedor o con lo que tengáis para hacerlas puré (no crema).
  • Coger el molde elegido y untarlo con un poco de aceite de oliva.
  • Poner en el molde una primera capa de puré de patata, de aproximadamente 1 centímetro y 1/2 o 2. Compactarlo bien.
  • Seguir con una capa de sofrito de verduras y soja. Lo haremos igual que la capa de puré, intentaremos que tenga entre 1y 1/2 a 2 centímetros de alto.
  • Volvemos a poner otra capa de puré de patata. Del mismo grosor. Compactar.
  • Una segunda capa de sofrito de verduras con soja.
  • Y una última capa de puré. Compactamos.
  • Finalizamos con una generosa capa de queso rallado vegano y un poquito de pan rallado (que hará que esta última capa sea más crujiente).
  • Meter en el horno precalentado, a 180 grados, solo con la función de gratinado. Dejarlo el tiempo suficiente para que quede un precioso dorado.
  • Servir y disfrutar.

Como habréis podido ver es una receta bastante fácil de hacer, y fácil de darle vuestro toque mágico utilizando otras verduras para el sofrito, cambiando la soja texturizada por tofu, seitán, jackfruit… o sustituyendo las especias por otras más exóticas. Os animo a probar esta receta y después otro día la hacéis con vuestro super toque.

Y por si queréis escuchar mi voz jajaja… Os dejo la videoreceta:

Bien, a ver cuantos os atrevéis con esta receta, espero que me comentéis qué tal os ha parecido. Si preparáis este sabroso pastel de patata no olvidéis de hacer fotos, y si las colgáis en instagram, por favor etiquetadme para que las pueda ver, ya sabéis @susanveggie y el hashtag #susanveggie también podéis comentar aquí esta receta, os leo a todos con alegría . Adéuuuuuuu!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *