Croquetas de berenjena y queso vegano

¡Hola mis queridas veganitas y veganitos!

Pues ya estamos en agosto y por si no lo sabéis en plena temporada de las solanáceas (necesitan sol, un mínimo de 6 h para nacer, crecer y dar frutos) como pimientos, tomates, patatas y BERENJENAS. Pues las berenjenas son las que nos ocupan hoy, y preparadas de una forma que a todo el mundo agrada: en croquetas (o eso pensaba yo, pues hoy he conocido a alguien que no le gustan, no soporta nada rebozado).

Estas croquetas son una pasada de ricas; la berenjena, ese fruto sabroso y versátil, con su textura sedosa, en combinación con el queso hace que sean unas croquetas dignas del mayor fan croquetero que exista en el mundo.

Berenjena terrorificamente buena

Y como lo mio es el picoteo, las tapitas, platillos y demás, pues no podía pasar la oportunidad de hacer unas ricas croquetas con verduras de temporada, porque cualquier plato sale más rico si la materia prima está en su momento justo de maduración.

También creo que es una ventaja comprar ahora las berenjenas y hacer todo lo que se nos ocurra con ellas y congelar, que en plena temporada podemos ahorrar unos eurillos, porque están mejor de precio.

Este sería un buen plato para que nuestros amigos, gerentes y cocineros de bares y restaurantes lo incluyeran con normalidad en sus cartas de tapas o como entrantes. Si compartimos este plato con omnis no os pondrán caras raras, seguro.

Antes de empezar os dejo algunos consejos:

  • Importante: cocinar las berenjenas al vapor, más fácil, rápido y sin grasa.
  • Al cocinar la harina o la cebolla, no pasarse con el aceite, un exceso puede hacer que nuestras croquetas revienten al freírlas.
  • Al freírlas poner pocas, así evitaremos que se enfríe el aceite y se agrieten; corremos el riesgo de que se salga el relleno.
  • Si queréis asegurar un rebozado compacto, para freír sin miedo, podéis hacer doble rebozado de pan rallado, osea, nohuevo-pan rallado + nohuevo-pan rallado.
  • Dejar las croquetas ya formadas en la nevera unas horas o en el congelador 1h. Mejor freírlas muy frías.

¡Vamos mis croqueteros que son fáciles!

Detalles

Raciones

50 piezas (10 raciones)

Tiempo de preparación

40 minutos + reposo

Tiempo de cocinado

20 minutos

Calorías

160 kcal/5 croquetas

Ingredientes

  • 3 Berenjenas (600g aprox)

  • 1 Cebolla grande.

  • 250g Queso vegano rallado.

  • 200 ml Caldo de verduras (agua caliente + pastillita de verduras).

  • sal.

  • Aceite de oliva.

  • 75g Harina para la masa de croquetas.

  • Harina para enharinar las croquetas.

  • Pan rallado para rebozar.

  • Nohuevo: 3 cucharadas grandes de lino remojado en 250ml de agua caliente (mínimo 1h para que se ponga gelatinoso).

Instrucciones

  • Empezamos lavando muy bien las verduras. Como siempre.
  • Pelar la cebolla y cortarla a cuadraditos pequeñines.
  • Poner en una sartén 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • Echar en la sartén la cebolla picadita.
  • Sofreír durante 10 minutos aproximadamente (asta que las puntitas empiecen a dorarse).
  • Mientras se cocina la cebolla, pelar las berenjenas.
  • Poner las berenjenas peladas en un recipiente para cocinar al vapor en el microondas (si no tienes hazlo al vapor en el fuego).
  • Cocina las berenjenas durante 8 minutos a potencia máxima.
  • Ya cocinadas las berenjenas, córtalas a cuadraditos pequeños.
  • Añadir las berenjenas cortaditas a la cebolla que tenemos en la sartén.
  • Cocinar la mezcla 5 minutos.
  • Retirar del fuego, poner en otro recipiente y reservar.
  • Poner en la sartén 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • Añadir los 75g de harina.
  • También 1 cucharada de sal.
  • Cocinar 3 minutos.
  • Añadir la mezcla que teníamos reservada.
  • Mezclar bien.
  • Añadir los 200 ml de caldo de verduras.
  • Cocinar unos 6 minutos o hasta que se ponga muy espeso (nunca menos de 6 minutos).
  • Retirar del fuego cuando esté muy espeso.
  • Añadir el queso rallado y mezclar bien.
  • Tapar con un film y dejar que se enfríe por completo.
  • Preparar el nohuevo triturando el lino con el agua del remojo, asta que nos quede una textura fina como huevo batido.
  • Preparar 3 bandejas o recipientes amplios, una con harina, otra con el nohuevo y la tercera con el pan rallado.
  • Con la masa ya fría formar las croquetas, pequeñas o grandes a gusto de cada uno.
  • Rebozarlas ligeramente en el nohuevo.
  • Rebozarlas con el pan rallado, que queden bien impregnadas. (si queremos un rebozado más fuerte y crujiente hacer esto: nohuevo/pan + nohuevo/pan)
  • Las dejamos reposar en la nevera unas 3 horas o en el congelador 1 hora antes de freírlas.
  • Poner abundante aceite en una sartén y esperar que esté bien caliente.
  • Freír las croquetas en tandas pequeñas, para que no se enfríe el aceite.
  • Cuando estén doraditas, sacarlas y ponerlas en papel absorbente.
  • Servir y ¡a comer!

Quizás os parecerá un poquito larga la descripción de los pasos a seguir, pero no temáis, es porque quiero explicarlo todo muy bien, para que os sea más fácil hacerlas. En realidad vosotros mismos veréis lo fácil que resulta hacer estas deliciosas croquetas y más rápido de lo que parece.

Pues ya tenemos otra rica receta con verdura de temporada; ¡es lo que tiene el verano, calor y cosas ricas!

Aquí os dejo la videoreceta por si os ayuda:

Esta receta os servirá también para formar parte de un pica-pica de celebración (pero mis croqueteros, id con mucho cuidado, no más de 10 personas y bien separaditos los unos de los otros).

Espero que os haya gustado, y si hacéis estas ricas croquetillas contadme qué os han parecido, me encanta saber de vosotros. Adéuuu!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *