Seitán casero

¡Hola mis queridas veganitas y veganitos!

Esta receta es un dos por uno; hoy os enseñaré a hacer dos tipos de seitán:

  • Uno más jugoso y esponjoso, con pequeños alveolos (como el pan), pero lo suficientemente firme como para soportar cocciones un poquito largas, como estofados por ejemplo.
  • Y otro más compacto y firme, para utilizarlo en preparaciones más simples, sin apenas cocción o plancha, frituras o picado para rellenos (pimientos, berenjenas o albóndigas).
El de la izquierda es el más jugoso. El de la derecha el que contiene pan rallado, más firme

Os quiero decir que con este seitán, con los dos tipos, triunfáis seguro. No os llevará mucho tiempo prepararlo, por lo que es fácil tenerlo siempre disponible y que forme parte de vuestros platos más elaborados o no; uno fácil y molón puede ser este plato sencillo de seitán a la plancha con salsa de pimientos del piquillo.

Antes de empezar os dejo algún consejillo:

  • Muy importante, dejar enfriar el seitán dentro del caldo de cocción para potenciar su sabor.
  • Si lo queréis congelar, una vez frío, hacéis filetes, taquitos, tiras super finas… y los ponéis separaditos, de esta manera será más fácil y rápido descongelar cuando lo necesitemos.
  • Si lo vais a utilizar a corto plazo, mejor dejarlo dentro del caldo y en la nevera.
  • No tirar el caldito de la cocción; servirá para hacer una sopa o salsa.
  • Ya que te pones haz los dos tipos a la vez y ahorrarás tiempo y dinero pues con el tiempo, agua, especias y gas o electricidad que empleas en cocer uno tienes los dos.

¡Empezamos ya!

Detalles

Raciones

Preparación para 900g aprox

Tiempo de preparación

25 minutos (10 de prep + 15 de reposo)

Tiempo de cocinado

1 hora

Calorías seitán esponjoso

117 kcal/100g
Calorías seitán firme
170 kcal /100g

Ingredientes:

  • 2 Tazas de gluten de trigo o 240g. Para el compacto pondremos solo 1 taza y media.

  • 1 Taza de pan rallado (solo para el más compacto) o 120g.

  • 1 y 1/2 Taza de caldo de verduras o agua con una pastilla para caldo vegetal (300g de líquido).

  • 1/2 Taza de salsa de soja (100g).

  • 1 Cucharada de ajo en polvo.

  • 1 Cucharada de masala (mezcla de especias usadas en la cocina india: canela, cilantro, cardamomo, pimienta negra, nuez moscada…) y si no tenéis usar vuestra mezcla favorita.

  • 1 Cucharada de pimentón dulce.

  • 1/2 Cucharada de pimentón picante.

  • Agua suficiente para cubrir, de largo, la bola de seitán. Añadir las mismas especias que utilizamos para la masa, es decir, ajo en polvo, pimentón picante, pimentón dulce y masala.

Instrucciones

  • Empezamos mezclando todos los ingredientes secos (gluten y especias).
  • Añadimos los líquidos: el caldo de verduras y la salsa de soja.
  • Integramos todos los ingredientes, es muy importante no amasarlo, solo trabajar la mezcla para que se humedezcan las harinas.
  • Dejamos reposar 15 minutos la masa. Tapamos con un film o trapo limpio para que no se reseque.
  • Poner a hervir el agua ya sazonada con las especias (utilizar las mismas que para el seitán).
  • Después del reposo, cogemos el seitán y lo amasamos un poquito, entre las manos intentamos hacer unos movimientos envolventes como si lo estuvieramos remetiendo en sí mismo.
  • Meter el seitán en el agua hirviendo. Tapar la olla y cocinar durante 1 hora.
  • Dejar enfriar el seitán dentro del caldo.
  • ¡Y a disfrutar! Puedes cortarlo en filetes y pasarlo por la plancha, rebozado, en bocadillo… o formando parte de otras recetas como unas ricas albóndigas.

Como véis, hacer seitán en casa es mucho más sencillo de lo que la gente se piensa, y es muy gratificante no solo por su sabor sino también porque es más económico, y además sabes qué lleva exactamente, ¡sin sorpresas! Añádele tus especias favoritas y encuentra tu mezcla perfecta.

Espero que os haya gustado esta receta, y cuando la probéis contadme qué os ha parecido. Adéuuu!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *