Guisantes estofados

¡Hola mis queridas veganitas y veganitos!

Esta receta de guisantes estofados me viene de perlas en la época en que estamos, ya tenemos en el mercado muchos guisantes frescos. Por si no lo sabéis son los reyes de la cocina, junto con las habas frescas, desde finales de invierno y en primavera podemos encontrar en casi todos los mercados.

Ahora son pequeñitos, muy tiernos y super dulces. ¡una delicia y un placer al paladar! Crudos, en ensaladas están irresistibles.

Los guisantes son una leguminosa, y en realidad lo que nos comemos son las pequeñas y redondas semillas. ¡Me encantan! con su color verde intenso y su delicado sabor.

Esta legumbre es originaria de Oriente Medio y su consumo se extendió a todo el mundo. Y aquí en España tenemos la suerte de producirlos en casi todas las Comunidades Autónomas, su consumo muy habitual por nuestra variada dieta mediterránea. Podemos degustarlos en infinidad de platos, a demás no provoca tantos gases como la mayoría de leguminosas.

Esta receta de guisantes estofados es un guiso muy completo, de sabor exquisito, que no decepciona a nadie y sus ingredientes son fáciles de conseguir, ingredientes normales para un plato extraordinario.

Con esta receta podéis preparar unas habas frescas riquísimas, incluso una mezcla de las dos cosas estaría bien.

A demás si al mediodía os habéis pasado un poco y habéis tenido una comida copiosa, pues una cenita ligera con una sopa de tomillo os va a ayudar a depurar el organismo.

Apunte:

  • Si no encontráis guisantes frescos, son muy caros o están pachuchos, los podéis sustituir por congelados.
  • La cebolla la podéis cortar en juliana o en cuadraditos, podéis elegir y no cambia nada el resultado.

Y ahora lo que de verdad interesa:

Detalles

Raciones

3-4 personas

Tiempo de preparación

15 minutos

Tiempo de cocinado

40 minutos

Calorías

*kcal/ración

Ingredientes

  • 600g Guisantes .

  • 300g Seitán (aproximado).

  • 2 Cebollas pequeñas o 1 grande.

  • 1 Vaso de vino blanco (200ml).

  • 1 Vaso de agua (250ml).

  • 1 Pastilla de caldo concentrado (apto veganos).

  • Sal al gusto.

  • 2 Cucharadas de aceite.

  • 2 Tomates maduros.

  • 1 Ramita de menta fresca.

  • 2 hojas de laurel.

  • 1 Ramita de tomillo fresco.

Instrucciones

  • Cortar el seitán en filetes de 1/2 cm aproximadamente y después en tiras. Reservar.
  • Sacar los guisantes de las vainas.
  • Pelar y cortar en cuadraditos la zanahoria. Reservar.
  • Pelar y cortar las cebollas en juliana, o a cuadraditos.
  • Poner el aceite en una sartén, paella u ollita.
  • Poner la cebolla cortada a pochar, le ponemos un poquito de sal y tapamos para que sude y se ablande.
  • Cocinar unos 20 minutos.
  • Cuando empiece a dorarse retirar del fuego y reservar.
  • En el mismo utensilio que hemos usado para freír la cebolla, doraremos el seitán levemente.
  • Añadimos los trocitos de zanahoria y cocinamos 5 minutos.
  • Ahora ponemos los guisantes, removemos un poquito.
  • Echamos el vino y cocinamos 3 minutos para evaporar el alcohol.
  • Añadimos los dos tomates rallados.
  • Removemos, tapamos y cocinamos 5 minutos.
  • Ahora ponemos la cebolla que habíamos reservado.
  • Echamos el agua, las hiervas aromáticas y la pastilla de concentrado de caldo.
  • Tapamos y cocinamos durante 15 minutos controlando que no quede seco, si se evaporase demasiado líquido añade un poco de agua.
  • Cuando falten unos minutos, probar de sal y si hace falta rectificar. También comprobar que los guisantes ya estén tiernos.
  • Si todo está ok, servir decorando el plato con una ramita de menta.

Pues ya veis que los guisantes son muy agradecidos, con este sencillo guiso tendréis un plato de lo más espectacular. Y bueno si queréis la versión económica pues utilizad guisantes congelados que siempre son una opción más asequible. Pero no dejéis de hacer esta receta porque os va a encantar.

Si te ha parecido poca explicación, te dejo la video receta para que le eches un vistazo:

Espero vuestros comentarios, prometo leerlos todos. Decidme que os parece este estofado de guisantes. No olvidéis hacer fotitos, y si las subís a las redes sociales etiquetadme para que las pueda ver, ya sabéis @susanveggie y el hashtag #susanveggie. Adéuuuuuuu!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *