Escudella vegana

¡Hola mis queridas veganitas y veganitos!

Navidad, hoy es 25 de Diciembre y siguiendo las tradiciones catalanas y familiares, hoy en casa se come escudella y “carn d’olla” (carne de olla) pero vegana. La tradición no está reñida con la innovación, y sustituyo la carne animal por carne vegetal.

La escudella es una sopa típica de Cataluña, de hecho es el plato de sopa documentado más antiguo de Europa, aunque no como la conocemos ahora, ni era un plato navideño ni festivo; en el mundo rural se comía cada día y su plato navideño era un rustido tradicional de ave, normalmente pollo, relleno de ciruelas secas y piñones. La tradicional escudella de Navidad con los “galets” (pasta con forma de caracolas) y la “pilota” (albóndiga muy grande) es algo más moderna y empezó en la ciudad.

La Escudella debe su nombre al recipiente donde se servían las sopas y comidas caldosas. El contenido tomó el nombre del utensilio que utilizaban para servir el alimento.

Y resumiendo un poco, la escudella y la “carn d’olla” son dos platos, se comen por separado, la escudella o caldo con la pasta y un trozo de “pilota” o albóndiga como primer plato y el resto de ingredientes, ósea, en este caso la carne vegetal, los garbanzos y las verduras será el segundo plato. Y sí, la presencia si cuenta, se dispondrán en una bandeja, unos al lado de los otros sin mezclarlos y los comensales se servirán lo que quieran.

La escudella de Navidad se hace con mucha cantidad de todos los ingredientes, la idea es que quede un caldo muy contundente, y es por eso por lo que luego sobra bastante “carn d’olla” (carnes vegetales y verduras) y con estas sobras, nuestras abuelas, nuestras madres, sacrificadas amas de casa, hacían cocina de aprovechamiento; se pasaban toda la mañana del día de san Esteban reciclando las sobras de Navidad y convirtiéndolas en unos riquísimos “canelons de sant Esteve” unos canelones de cocina de aprovechamiento de antes, porque lo que es ahora ya no, ahora casi todas las casas tienen preparados los canalones días antes y si sobra “carn d’olla” se preparan croquetas, como mucho.

La verdad es que hay tantas recetas como hogares, pero en Barcelona, se utilizan unos ingredientes básicos, más o menos. Yo, para esta escudella, he sustituido toda la carne animal y he puesto: butifarra vegana, un trozo de seitán, heüra (pollo vegetal) y para la “pilota” que he hecho una albóndiga de seitan picado, un chorrito de aceite de oliva que le aporta un poquito de grasa, y las verduras, los garbanzos y los “galets” (la pasta).

Consejillo importante:

  • No escatimar en los ingredientes, calidad y abundancia para este caldo de Navidad.
  • Si hay alguna verdura que no os gusta poner más de otra.
  • Meter los garbanzos en una bolsa de rejilla para no tener que pescarlos cuando saquemos los ingredientes.
  • Si la butifarra es casera y tiene el film envolviéndola no se lo quitéis, de esta manera evitaremos que se deshaga dentro del caldo. Se lo quitaremos en el momento de servirla. Si no tiene film protegiéndola, mejor la añadimos en el último momento, que esté solo unos minutos en el caldo.

Y ahora lo que de verdad interesa:

Detalles

Raciones

6 raciones

Tiempo de preparación

30 minutos

Tiempo de cocinado

2 horas

Calorías

* kcal / ración

Ingredientes

  • 400g Garbanzos cocidos (140g en crudo).

  • 300g Galets o caracolas o tiburones grandes.

  • 1 butifarra vegana.

  • 300g de seitán.

  • 180g Heüra (1 paquete).

  • 1/2 Col.

  • 3 Zanahorias.

  • 1 Puerro.

  • 1 Nabo.

  • 1 Chirivía.

  • 3 Patatas.

  • 1 Rama de apio.

  • 1 Trozo de calabaza (100g aprox.)

  • 2 Cucharadas de aceite.

  • Sal al gusto.

  • 15 litros de agua.

  • Para la “pilota”:
    – 200g de seitán picado.
    – Un poquito de NOhuevo (1/2 cucharada de lino que moleremos y lo remojaremos en 2 cucharadas de agua caliente hasta crear la textura de huevo).
    – 2 ramitas de perejil fresco picado finamente.
    – 2 ajos pelados y picados pequeñitos.
    – 2 cucharadas de pan rallado.

Instrucciones

  • Si utilizamos garbanzos crudos, ponerlos en remojo 12h antes, enjuagarlos y ponerlos a hervir en agua sin sal.
  • Limpiar y pelar los vegetales.
  • Cuando los garbanzos estén a media cocción añadir los vegetales y un poquito de sal.
  • Hacer la “pilota” mezclando todos sus ingredientes y envolviéndola en una tela de gasa como si de un caramelo se tratase, atar los extremos (para estar seguros de que no se nos desmontará durante la cocción).
  • Pasada 1/2 hora de haber puesto los vegetales añadir el seitán, la heüra , la “pilota” y la butifarra si está protegida con el film, y más agua si fuese necesario.
  • Cocer 1/2 hora más. Si la butifarra no está protegida con papel film, añadirla ahora y cocer 10 minutitos más.
  • Sacar todos los ingredientes y mantenerlos tapados para que no pierdan mucho calor. Quitarle el film a la butifarra y la tela de gasa a la “pilota”.
  • Si hace falta, colar el caldo.
  • Con el caldo hirviendo añadir los “galets”.
  • Cocinarlos a fuego medio y sin moverlos para que no se rompan. Al ser tan grandes son delicados. El tiempo será el que indique el envase o nuestro gusto personal.
  • Servir el caldo con la pasta y todo lo demás en una bandeja, con todos los ingredientes unos al lado de los otros, sin mezclarlos.

Pues eso, a disfrutar de una buena comida de navidad con toda la normalidad que puede ofrecer este plato. Para muchas/os un añorado plato.

Espero vuestros comentarios, prometo leerlos todos. Decidme qué os parece mi escudella vegana. Admito todo tipo de críticas, siempre que sean constructivas jeje. No olvidéis hacer fotitos, y si las subís a las redes sociales etiquetadme para que las pueda ver, ya sabéis @susanveggie y el hashtag #susanveggie. Feliz Navidad. Adéuuuuuuu!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *