Focaccia de Patata

¡Hola mis queridas veganitas y veganitos! Quiero enseñaros otra receta italiana, esta vez es una focaccia de patata con una estupenda textura que os va a sorprender y maravillar. Es como la focaccia genovesa pero con puré de patata.

Al igual que la focaccia sin amasado, que hace tiempo os expliqué, es facilita de preparar. Os tengo que avisar: el toque que le aporta la patata hervida puede llegar a desbancarla de su privilegiada posición. En serio, después de este post ya nunca más sabréis cual de las dos hacer.

Imagen de la focaccia de patata muy gordita y dorada, está cortada y se puede apreciar el interior alveolado y ligero.
Focaccia de patata con trocitos de tomate seco en aceite

Esta receta es una adaptación de la típica focaccia de patata elaborada en el sur de Italia. Con el puré de patata se consigue un plus de esponjosidad en este tipo de pan. No tiene complicaciones para prepararla y, si no puedes ir a Italia a degustarla, ¡cómela en casa ya!

En un plato, azul con rayitas blancas en zigzag, dos pedacitos de focaccia donde se puede apreciar los trocitos de tomate seco en aceite que lleva y los granitos de sal gorda.
Dos pedacitos de focaccia, aun caliente, listos para ser devorados.

Y como ya sabéis que me gusta sacar a mi comida de paseo he llevado esta rica focaccia de patata a visitar unos saltos de agua que hay en Canaletes de Cabrera, en la provincia de Barcelona. En principio la ruta era para ver 4 saltos de agua, pero al final solo pudieron ser dos: el “dels capellans” y el de “la mala dona”

Y ahora lo que de verdad interesa:

Detalles

Raciones

6 personas

Tiempo de preparación

40 minutos + tiempo de levado

Tiempo de cocinado

15/20 minutos

Calorías

*kcal/ración

Ingredientes

  • 100g Patata.

  • 500g Harina fuerza.

  • 25g Levadura fresca.

  • Sal en escamas.

  • 1cta Sal marina.

  • 1cda Azúcar.

  • 4 Tomates secos en aceite.

  • 350ml Agua para la masa.

  • Agua para hervir las patatas.

  • 2cdas AOVE + 2cdas agua para poner encima de la masa antes de hornear.

  • AOVE para untar la bandeja y las manos.

Instrucciones

  • Poner una olla al fuego con agua y la patata con la piel bien limpia.
  • Hervir hasta que esté tierna.
  • Escurrirla y dejarla unos minutos en agua fría para que se atempere.
  • Pelar la patata.
  • Hacerla puré con un pisa patatas, tenedor o pasapuré.
  • Calentar 150ml de agua levemente, solo entibiar (de los 350ml totales).
  • Poner en un bol el agua tibia, la levadura, el azúcar y mezclar hasta disolver todo.
  • Añadir 4cdas del total de la harina, mezclar.
  • Dejar reposar, tapado, 20 minutos (o hasta que esté burbujeante).
  • En un bol echar la harina tamizada, la sal, el resto de agua y el puré de patata.
  • Mezclar hasta que esté todo bien integrado.
  • Añadir la levadura activada.
  • Mezclar y amasar hasta que la levadura activada sea absorbida por la masa. Unos 10 minutos.
  • Dejar reposar la masa, tapada, durante 30 minutos.
  • Destapar y amasar durante 5 minutos. En el mismo bol, coger los bordes exteriores y llevarlos hacia el centro intentando formar una bola.
  • Tapar otra vez y dejar levar durante 1 hora.
  • Pasada la hora, desgasificar la masa.
  • Echar la masa en una bandeja apta para horno, forrada con papel de hornear untado con aceite.
  • Aplanar la masa para que ocupe el máximo de superficie en la bandeja.
  • Tapar con film y dejar que leve en un lugar cálido durante 3-4 horas o hasta que doble su volumen.
  • Cuando la masa esté bien inflada, untarse las manos con aceite de oliva, ponerlas en forma de garra e ir clavando los dedos en la masa, haciendo presión, hasta atravesar la masa y toques la bandeja con las yemas de los dedos.
  • Calentar el horno a 200 grados centígrados con calor arriba y abajo.
  • Cortar los tomates en pedacitos y ponerlos dentro de los huequitos que hemos formado.
  • Emulsionar las 3cdas de aceite con las 3 de agua, batiendo enérgicamente hasta que quede un líquido blanquecino.
  • Derramar la emulsión por toda la superficie de la masa.
  • Poner un poco de sal en escamas.
  • Hornear 30-35 minutos en la parte baja del horno con calor arriba y abajo a 200 grados centígrados, o hasta que esté bien dorada.
Interior de la focaccia de patata, liviana, con muchos alveolos.

Pues ya veis lo fácil que es esta focaccia de patata. Estoy segura que en cuanto la probéis se va a convertir en una asidua de vuestra casa. Además es ideal para os acompañe en desayunos, meriendas y cenas. Prueba a rellenarla de sobrasada vegana, mortadela o foie-gras vegano.

Si os gustan las tapaderas de silicona que yo utilizo las puedes conseguir en este enlace, son muy practicas. También las cucharas (clica aquí) y las tacitas medidoras super útiles.

Por aquí te dejo la video receta por si algo no te ha quedado claro, o te apetece escuchar mi voz jejeje…

Espero vuestros comentarios, prometo leerlos todos. Decidme qué os parece esta receta y si la encontráis interesante os animo a compartirla con otras personas. No olvidéis hacer fotitos, y si las subís a las redes sociales etiquetadme para que las pueda ver, ya sabéis @susanveggie y el hashtag #susanveggie. Adéuuuuuuu!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.